Análisis de resultados 2015-2016

CONTROL Y SANCIÓN

Ciudadanos en el olvido

El factor Control y Sanción tiene una calificación promedio de 57.3 puntos para esta vigencia, 5.6 puntos por debajo del promedio que obtuvo en el ÍTM 2013-2014. En esta oportunidad 8 entidades se encuentran en riesgo muy alto, 8 en riesgo medio y 5 en riesgo moderado, frente a la pasada vigencia donde 5 entidades se encontraban en nivel de riesgo muy alto, 10 en riesgo medio y 6 en riesgo moderado.

Los indicadores del factor Control y Sanción muestran un comportamiento bastante diverso. Mientras que Control interno de gestión y disciplinario se mantiene como el de mejor promedio del Índice, y Participación y control social se encuentra en nivel de riesgo medio, los aspectos que se relacionan con la ciudadanía como Sistema de atención al ciudadano y Rendición de cuentas no alcanzan los 50 puntos. 

El Sistema de atención al ciudadano obtuvo un promedio de 43.1 puntos en el ÍTM 2013-2014, y Rendición de cuentas disminuyó de manera significativa su calificación frente a la vigencia pasada, en la que obtuvo 59.9 puntos.

Control interno: sacando la cara por las alcaldías

Al igual que en la pasada medición, el indicador Control interno de gestión y disciplinario tiene el mejor desempeño del factor y del Índice en general, con 71.7 puntos. Existen condiciones institucionales favorables en esta materia y por tanto se ha hecho posible que haya continuidad en la gestión. Sin embargo está lejos de ser la ideal.
Primero, de los 64.2 puntos de Control interno disciplinario se destaca que 67.9 % de las alcaldías cuenta con procedimientos para la prevención de la acción disciplinaria y 57.1 % realiza al menos un ejercicio de divulgación, sensibilización o asesorías sobre este tema.

El segundo aspecto tiene que ver con el Control interno de gestión. Con un promedio de 79.2 Selección del jefe de Control puntos, este indicador subraya que 22 alcaldías Interno: contaron con lineamientos internos sobre su gestión de control interno. 26 realizaron planes de mejoramiento derivados de las auditorías que les realizaron las entidades de control, y adicionalmente, las 28 Oficinas de Control Interno de Gestión (OCIG) de los municipios hicieron seguimiento a su proceso de gestión. De estas, 24 emiten alertas en ese proceso y le hacen seguimiento. Sin embargo, existen algunas oportunidades de mejora en la selección del jefe de Control Interno pues solamente nueve entidades lo hacen mediante un proceso de selección por concurso.

Por último, al evaluar el Informe Pormenorizado de Control Inter-no se encontró que solo 20 entidades mencionan avances en los componentes de talento humano y administración del riesgo y 17 presentaron opciones de mejora.

 
Las alcaldías y la ciudadanía: diálogo de sordos

Participación y control social logró apenas 63.4 puntos de promedio. Aún más preocupante es que el indicador Sistema de atención al ciudadano tuvo un promedio de 48 puntos, y Rendición de cuentas a la ciudadanía, 46.8 puntos. Esto reitera que el mayor desafío de las alcaldías es fortalecer su relación con la ciudadanía.

Por destacar en esta relación, 89.3 % cuenta con una dependencia o funcionario encargado de promover la participación y el control social y 85.7 % (24 alcaldías) señalaron haber involucrado a la ciudadanía en la formulación de planes o proyectos.

En contraste, solo 59.3 % ha trazado lineamientos o políticas de participación ciudadana, y la mitad de estos pusieron en marcha incentivos como capacitaciones o reconocimientos. Si bien, la ciudadanía fue invitada por 24 alcaldías a participar en la formulación del Plan de Desarrollo, las otras herramientas de planeación como Plan de Ordenamiento Territorial y Presupuesto fueron socializadas por 4 y 6 entidades respectivamente. Esto muestra un nivel de convocatoria deficiente, lo que deja ver que la tarea está a medio realizar. 

Sistema de atención al ciudadano: se le tiene pero se le demora

85.7 % de las entidades cuenta con lineamientos y directrices para el trámite interno de PQRS. De 24 alcaldías, 22 contemplan direccionamiento interno de la solicitud, mientras que 19 mencionan el flujo de información y respuesta que deben contener las PQRS recibidas. Sin embargo, solo 5 dan un tratamiento específico a los temas anticorrupción y apenas 3 a programas sociales. Al observar el contenido de los informes de PQRS, se encontró que sólo 16 entidades incluyeron estadísticas y tiempos de respuesta, mientras que 12 mencionan análisis de las mismas.

 

En ese mismo sentido, al evaluar el funcionamiento práctico del sistema a través de nuestros ejercicios de simulacro, solo 1

6 alcaldías respondieron a la verificación telefónica y, aún más preocupante, sólo 10 municipios respondieron la solicitud de información enviada al buzón de PQRS.


Rendición de cuentas: retroceder nunca, rendir cuentas jamás

Rendición de cuentas es uno de los temas de mayor preocupación de esta medición, pues este indicador fue el que obtuvo el puntaje más bajo de todo el factor deControl y Sanción, dejando en evidencia las dificultades de planeación y materialización de espacios de interacción con los ciudadanos. 

De las 17 entidades que sí contaron con la estrategia anual de rendición de cuentas, 16 establecieron un equipo responsable, recursos y la infraestructura necesaria. No obstante, de estas, 3 alcaldías no evalúan su estrategia y sólo 9 establecieron un cronograma de acción.



Por su parte, el Informe de Gestión como principal documento de rendición de cuentas aún no ofrece los requisitos mínimos esperados. 82.1 % de las alcaldías incluyó programas sociales dentro de su documento, pero solo 42.9 % tuvo en cuenta información sobre cumplimiento de metas.

En esta misma línea, las ciudades capitales no están considerando la importancia que merece el principal espacio de rendición de cuentas, pues de entrada se encontró que 21 % de las alcaldías no realizó audiencia pública para rendir cuentas de su gestión en 201510, entre ellas Florencia, Leticia, Mocoa, Puerto Carreño, Santa Marta y Valledupar.

De las 22 entidades que reportaron este tipo de espacios, 54.5 % realizó consultas previas sobre los temas de interés para la ciudadanía, y de estas solo 36.4 % consultó a organizaciones sociales. Mientras que 73 % de estas realizó algún tipo de evaluación de su audiencia pública.

Resulta llamativo que en los espacios de rendición de cuentas de Cúcuta, Ibagué, Riohacha y Sincelejo no se logró evidenciar interlocución o diálogo con los ciudadanos durante el evento.

Finalmente, merece destacarse que 32 % de los municipios reportó un segundo espacio de rendición de cuentas. Tres de las nueve entidades lo hicieron a través de ferias de la gestión con pabellones temáticos, tres mediante reuniones zonales, dos a través foros ciudadanos participativos, y dos lo hicieron en mesas de diálogo regionales o sectoriales.


10: Se evaluó que hayan rendido cuentas sobre la vigencia 2015, entre enero de 2015 y abril de 2016. Para Transparencia por Colombia hasta ese periodo es considerado oportuno rendir cuentas a la ciudadanía.



Con el apoyo de: