Análisis de resultados 2015-2016

INSTITUCIONALIDAD

Más retos que fortalezas

El promedio del factor Institucionalidad bajó de 58.2 puntos en 2013-20148 a 54.6 puntos para esta vigencia, manteniéndose en un nivel de riesgo alto. Esto refleja retos importantes pues ninguno de los indicadores supera el riesgo medio de corrupción, además, 18 alcaldías están en los niveles de riesgo más altos y tan solo cuatro se encuentran en riesgo moderado.



Los principales avances se evidencian en los procedimientos relacionados con la gestión de la planeación y de la contratación, que presentan 65.2 y 62.4 puntos respectivamente, siendo los únicos que subieron con relación a la medición anterior. Mientras que las principales carencias se encuentran en talento humano y programas sociales pues no alcanzan los 50 puntos de calificación. 

Del indicador Comportamiento ético se destaca la inclusión y la responsabilidad que se les asigna a diferentes actores a la hora de resolver conflictos éticos. 82.1 % de las entidades establece en sus lineamientos la participación de los grupos de interés en sus procedimientos éticos. De igual forma, 64.3 % menciona la necesidad de divulgar sus lineamientos entre quienes trabajan en esas entidades.

En 2015-2016 se recalca el nivel de coherencia en los Planes de Acción y los POAI para establecer metas, herramientas, responsables y seguimientos, así como sus acciones, principalmente cuando trabajan con víctimas, y en programas sociales y de fortalecimiento institucional. No obstante, se evidenciaron deficiencias significativas de las alcaldías para tramitar asuntos relacionados con su talento humano y su contratación.

Talento humano y contratación: siguen prendidas las alarmas

Sobre Contratación: Los porcentajes de contratación directa siguen siendo muy altos, y el número de proponentes que se presentan en las licitaciones públicas muy bajo.

Sobre talento humano: Es preocupante que no se evidencien progresos con respecto a la medición de 2013-2014. Este tema sigue siendo una de las principales preocupaciones del Índice de Transparencia Municipal, pues son muchos los vacíos en los procesos de meritocracia, así como en los de seguimiento y capacitación de su talento humano.

Las medidas anticorrupción no son una prioridad para las alcaldías

Si bien los esfuerzos de los municipios en materia anticorrupción han permitido generar algunos avances —básicamente mediante el cumplimiento de las disposiciones de la Ley 1474 de 2011—, estos aún no se traducen en condiciones institucionales mínimas que permitan mitigar los riesgos de corrupción. Existen las herramientas, pero al revisar su contenido y coherencia, los resultados no son satisfactorios.

El principal reto del nivel municipal en la lucha contra la corrupción es lograr que sus acciones trasciendan el Plan Anticorrupción y de Atención al Ciudadano PAAC y pasen a ser una política transversal y de largo plazo que no dependa del gobernante de turno. En este sentido, se destaca que de las 11 entidades que cuentan con una estrategia anticorrupción, solo 8 mencionan objetivos, acciones específicas y responsables.

A la hora de detallar algunos riesgos dentro del PAAC, se encuentra que las causas y consecuencias son lo más identificado (22 alcaldías), mientras que pocos establecen herramientas de seguimiento (10 entidades) y aún menos establecen cuáles son los recursos que se utilizaran para adelantar acciones de mitigación (7 entidades). Sin estos dos últimos contenidos, los planes pueden terminar como simples ejercicios hechos para cumplir con la ley, pero a largo plazo no logran su objetivo. Esto resulta aún más preocupante pues en las alcaldías se evidencia la ausencia de los temas anticorrupción dentro de sus procesos y procedimientos.

Programas sociales: la tarea sigue sin hacerse

Las alcaldías juegan un papel primordial en la gestión de los programas sociales pues estos son claves para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por lo que los resultados no son los esperados. Tan solo la mitad de las entidades cuentan con lineamientos para la formulación, puesta en marcha y seguimiento de programas sociales de iniciativa local; solo un 39 % cuenta con un sistema de información interno para beneficiarios y únicamente 7 % realiza un proceso de mérito para el enlace municipal.

A pesar de ser uno de los temas más tratados en las audiencias públicas de rendición de cuentas9 y más mencionado en Informes de gestión, es el contenido menos visible en los sitios web de los municipios. Solo 15 alcaldías publicaron información sobre Mas Familias en Acción y 20 entidades publican datos sobre el Sisbén, 8 lo hicieron con los subsidios de vivienda, 9 con la información general de salud y 7 con lo referente a cupos escolares y beneficios alimentarios.


8: Se contempla solo el promedio de las 28 capitales evaluadas en 2015 - 2016.

Con el apoyo de: