Análisis de resultados 2015-2016

RESULTADOS GENERALES

El riesgo de corrupción se reduce, pero a paso de tortuga

Las entidades en la vigencia 2015-2016 presentan avances en la reducción de riesgos de corrupción relacionados con la visibilidad en su gestión, el fortalecimiento de sus procesos y procedimientos internos y en sus mecanismos de control y sanción. Sin embargo, el avance ha sido lento y se requieren mayores esfuerzos para fortalecer la institucionalidad colombiana y blindarla de la acción de los corruptos.

El ÍTN 2015-2016 sube tan solo 0.8 puntos en dos años, ubicándose en riesgo medio de corrupción, tal como ocurrió en la vigencia pasada. Esta nueva evaluación refleja que a pesar de que ha habido avances, especialmente en el factor Visibilidad, aún persisten algunas dificultades relacionadas con los factores de Institucionalidad y Control y Sanción, tal y como se muestra en la gráfica No. 1.

El lento avance también se puede apreciar en el número de entidades que se ubicaron en los diferentes niveles de riesgo de corrupción. En esta ocasión, 20 entidades se ubican en riesgo moderado, 41 en riesgo medio y 14 en riesgo alto, lo que reitera la importancia de trabajar para lograr mejores condiciones institucionales con las cuales proteger en forma efectiva los bienes de la nación.


¿Qué nos dice la medición?

   Las entidades son un poco más transparentes. Puntajes superiores a 70 puntos en tres de los indicadores del factor Visibilidad indican notables mejoras.
  Se mantienen las debilidades en los procesos relacionados con la lucha contra la corrupción y las buenas prácticas en la gestión administrativa. Tres indicadores del factor Institucionalidad relacionados con la lucha contra la corrupción, el comportamiento ético y la gestión de la planeación presentaron calificaciones por debajo de los 60 puntos.
   Se requiere mayor compromiso para promover el diálogo, la participación y la incidencia ciudadana. Los indicadores que tienen que ver con rendición de cuentas y el control social se encuentran por debajo de 60 puntos, y el que tiene que ver con la atención al ciudadano se encuentra por debajo de los 70.


Ramas del poder y órganos autónomos: mayores riesgos en las ramas legislativa y judicial

Como en la vigencia anterior, los resultados muestran mayores capacidades institucionales en los órganos autónomos y la rama Ejecutiva. Sus entidades apenas superan el promedio del Índice, por 3.1 y 0.4 puntos respectivamente. Las ramas Legislativa y Judicial se encuentran bastante por debajo del promedio, en 9.8 puntos la primera y 11.4 puntos la segunda.

En cada grupo de entidades la mayor calificación la obtuvo el factor Visibilidad, lo cual quiere decir que los esfuerzos para publicar su información en sus sitios web y en los sistemas de gestión de datos del Estado han comenzado a dar frutos. Por otro lado, es especialmente notoria la baja calificación del factor Control y Sanción en las ramas Legislativa y Judicial, donde ni siquiera alcanza los 45 puntos.

Rama Ejecutiva

El ÍTN 2015-2016 evaluó a 66 entidades de la rama Ejecutiva. Allí los departamentos administrativos resultan mejor calificados, aunque su puntaje promedio sólo alcanza el nivel medio de riesgo de corrupción.

Las entidades mejor calificadas de la rama fueron la Superintendencia de Sociedades y la Superintendencia Financiera, que obtuvieron el primer y segundo puesto del ÍTN, mientras que las que tienen las calificaciones más bajas fueron UIAF y la Superintendencia de la Economía Solidaria.

Rama Legislativa

Aunque las calificaciones siguen siendo bajas, el Senado de la República pasó de 45.4 puntos en 2013 - 2014 a 55.5 y la Cámara de Representantes saltó de 24.3 puntos a 61.3. Desde la evaluación 2007-2008 es la primera vez que se pudo contar con información completa de ambas corporaciones; en versiones anteriores una u otra no participó en alguna vigencia de este ejercicio, y se les calificó de acuerdo con información secundaria o con aquella obtenida de sus páginas web.


Órganos autónomos

Los órganos autónomos logran los mejores resultados, sin embargo su calificación promedio se mantiene en riesgo medio de corrupción. La mejor calificación la obtuvo la Contraloría General de la República con 80 puntos, mientras que la más baja la tuvo la Procuraduría General de la Nación.


Medicina Legal y Fiscalía General de la Nación

Esta vigencia sólo evalúa a dos entidades de la rama judicial1, que no representan la generalidad de las entidades que la conforman. Medicina Legal se ubicó en riesgo medio de corrupción, mientras que la Fiscalía General de la Nación lo hizo en riesgo alto de corrupción.


1: Para esta vigencia no se evaluó al Consejo Superior de la Judicatura puesto que se planteó su eliminación a partir de la reforma constitucional número 02 de 2015.

Con el apoyo de: